Consejos para escribir noticias con solidez. La importancia de saber cómo citar una página web

En la actualidad, el Internet es un hervidero de sitios noticiosos, blogs de actualidad y páginas webs similares, que buscan captar la atención de los internautas al informar lo que sucede en el mundo. Sin embargo, y lamentablemente, muchos sitios webs caen en prácticas engañosas para conseguir aumentar el tráfico a sus páginas (o incluso, como método para inspirar posturas políticas). Por ejemplo, noticias alarmistas y falsas, exageraciones y textos amarillistas.

Como consecuencia de estas prácticas tan extendidas, el Internet ha perdido la confianza de sus lectores. Algunas estadísticas indican que solo un 33 % de los internautas sigue creyendo en lo que lee en sus redes sociales. Por este motivo, quienes quieran unirse a la fascinante tarea de ofrecer al mundo información real, veraz y oportuna, deben aprender a marcar la diferencia.

Es difícil que un internauta promedio sienta verdadera y total confianza hacia la información que consigue en las redes sociales o en los buscadores web, ya que el desenmascaramiento de noticias falsas es algo continuo. Y, de hecho, ni las grandes cadenas de noticias escapan a esta realidad, cuando en ocasiones hacen eco de hechos noticiosos que terminan siendo inciertos.

Pero entonces, ¿cómo conseguir noticias verdaderas, llamativas y que generen seguridad y convicción? A continuación, se ofrecen prácticos consejos para quienes se inicien en esta interesante labor, y deseen contribuir al mejoramiento de la calidad de la información que los internautas digieren día a día:

1. Dar importancia a las fuentes de información

Hacer réplica de noticias, por muy impactantes o ciertas que parezcan, sin tener una certeza real de que el hecho realmente sucedió, es un gran riesgo para la credibilidad del portal de noticias o red social especializada.

Es importante que el proyecto o la empresa cuenten con personal cualificado para la recolección y filtro de la información nueva. Es necesario, así mismo, tener un buen sentido de la búsqueda y de discernimiento, puesto que es crucial para un sitio de noticias ofrecer material de calidad y rápido a los lectores que quieran informarse de los sucesos recientes; pero sin que esto derive en recopilaciones, redacciones o afirmaciones descuidadas.

2. Dar crédito y ofrecer fuentes fiables

Además de consultar buenas fuentes y corroborar la información antes de publicar hechos noticiosos, es una buena idea ofrecer crédito a las fuentes consultadas para la redacción del texto. Ofrecer crédito no minimiza en absoluto el trabajo propio, sino que, al contrario, ofrece una imagen de profesionalismo y genera confianza en la información presentada.

Lejos quedaron los tiempos en los que un lector de Internet confiaba en un enunciado que dijera “estudios dicen que…”. Ahora es fundamental presentar información más detallada sobre los hechos y las estadísticas ofrecidos, en especial cuando se trata de hablar de, por ejemplo, resultados interesantes o impactantes de estudios científicos.

De hecho, para ofrecer información aún más completa, es recomendable utilizar estilos de citación en el texto. Esto confiere un estilo más profesional, y permite que los lectores interesados en profundizar en el tema puedan acceder de forma más sencilla al material original. Este ya dejó de ser un trabajo complicado, pues existen generadores de citas automáticos en la web, que hacen esta labor de manera rápida y gratuita, utilizando los estilos de citación más comunes, como el APA, Vancouver y Chicago. A través de estos generadores se pueden obtener desde citas en el formato correcto para libros y revistas científicas, hasta cómo citar una página web, entrevista de radio, programa de televisión o blog.

3. Escribir con ganchos, pero sin amarillismo

Una de las aspiraciones comunes a todo escritor, es que el lector se vea atrapado por su contenido. Esto se consigue al escribir con frases “gancho”, que generen un interés real e intenso sobre lo que se está leyendo y lo que viene a continuación. Este objetivo también puede conseguirse con un estilo de escritura original, que depende del tema en cuestión y del público al que se oriente.

Los estilos frescos, alegres y ligeramente informales son ideales para textos de ocio dirigidos a jóvenes; mientras que un tono más sensible, conmovedor y empático es preferible para narrar historias trágicas, denuncias reales y acontecimientos similares, con los que se pretenda llamar la atención del lector acerca de injusticias o calamidades (muy especialmente, si se desea que los lectores tomen parte en una postura al respecto, o que divulguen la información). Por otro lado, para ofrecer información más científica, es necesario mantener un tono docto, neutro y profesional, para mantener un perfil adecuado para ese tipo de público.

Con el objeto de llamar la atención, muchas veces los creadores de contenido caen en el amarillismo. Es decir, escribir de manera exageradamente alarmante, o exagerando puntos que no son relevantes ni claros para el hecho, con la finalidad de obtener la reacción de sorpresa o escándalo más potente posible, y un interés inmediato en el contenido. Sin embargo, y como es previsible, esta práctica termina por desencantar al lector, quien se siente engañado una vez que accede al contenido y descubre que el título, la miniatura, el resumen y/o el snippet no son sinceros ni objetivos, perdiendo la confianza y el interés en el portal que lo contiene.

Por este motivo, es preferible desarrollar y emplear estrategias para la captación del interés más profesionales, que también ofrecen buenos resultados para captar el interés si se ejecutan de manera creativa e inteligente.

4. Evitar a toda costa el asegurar hechos que no estén comprobados

Es aquí donde entra la importancia de una de las palabras más utilizadas por los periodistas: “presuntamente”. Mantener un tono objetivo y distante es esencial para el descargo de responsabilidad, porque las partes afectadas por una aseveración que luego resulte negada pueden tomar acciones legales. Así también, el anunciante de la noticia manifiesta ante sus lectores que se trata de hechos que no han sido realmente comprobados, y no tendrá inconvenientes en caso de que los futuros avances del acontecimiento se contradigan con la información que se manejó anteriormente.

5. Documentarse bien

En especial cuando se trata de textos especializados, como avances científicos, o sucesos que tienen antecedentes históricos. El periodista o redactor está en la obligación de documentarse profunda y correctamente sobre el tema que escribe para mantener un enfoque más completo y objetivo, así como para proporcionar información valiosa para sus lectores, como casos similares, revisiones históricas, líneas temporales de sucesos parecidos, opiniones públicas y de particulares sobre el tema, antecedentes de sus participantes que se relacionen con el hecho, y mucho más.

La documentación nunca está de más, y siempre provee al escritor de más y mejores herramientas de información y construcción de ideas/hipótesis/afirmaciones que otros que estén abordando el mismo tema, aumentando la competitividad propia.